jueves, 2 de julio de 2009

NAUFRAGIOS, Por Fernando Sabido Sánchez









I

Ambos sabemos que nos separa
la distancia inaccesible de un naufragio
o las imaginarias coordenadas
que trazamos
sobre la incierta superficie del mar

Me reconozco en la impaciencia
de todos los amantes
pero a la vez
en la imposible concreción de un nuevo
abrazo
que plagie la aparente felicidad
de los enamorados
y reniego de la inútil vocación
del solitario



II


Te has desnudado y el deseo
no penetra en mi cuerpo
cerrándome todos los caminos
que bajan a tu vientre
cuando intuyo que ha llegado
el momento del suicidio

Perdí la voz
en el grito desesperado del aquelarre
negándole otras horas
a la bóveda de cristal de mi reloj
y te rechazo después de suplicarte
que me ames a escondidas




III

Es inútil que indague en tus ojos
el amor oxidado en las lágrimas
mientras bebo el vinagre de un beso

No debemos prolongar el naufragio
o disimular un paisaje de vientos
para plantar en el yeso las raíces



IV

No debes ahora recordar
el pasado que compartimos
a destiempo

Has conocido a otro hombre
y me dices te posee
una pasión insólita
que no te reconoces

Escúchame
no puedes apagar el sol

Además es mediodía


.


.

4 comentarios:

Inés dijo...

Fernando, te diría tantas y tantas cosas sobre tu poesía.

'te rechazo después de suplicarte
que me ames a escondidas'

tus versos tiene una carga poética
tremenda y cuando disparas poesia, me alcanzas de lleno el corazón.

el fin de semana pasado escribí un poema que tiene que ver con el título tuyo casualmente!(pero no te lo desvelo todavía), espero que te guste cuando lo leas.


muchos besos para ti,

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Disfruto mucho con tus "series" de poemas, entidades en sí mismas y un estupendo conjunto en su unidad.

Un gran abrazo
Marian

§♫*€lisa*♫§ dijo...

gracias por compartirnos estos poemas maduros y con sustancia

felicitaciones

Leni dijo...

No se sabe de las reacciones hasta que no llega el momento preciso en que se reacciona.
Bellísima composición,sin conformismos.Tajante.
El final es...es...
Formidable (y mordaz)
La seguridad en ti mismo te precede.

Mágnifico video.

Besote