miércoles, 8 de julio de 2009

LA EDAD, Por Fernando Sabido Sánchez





.
LA EDAD


Casi sin ruido han emigrado las pasiones
del hombre desnudo hasta el volcán
en el que ni los espejos ni las primaveras
envejecen
Seguirá existiendo ajeno e indefenso
entre la lava, la voz o la ceniza
y pactará con el tiempo una moratoria
para acallar las acometidas del pánico

Han muerto los pájaros y las cartas de amor,
la periferia oprime las flores entre sus brazos
de cristal y tras los arrebatos púrpuras
de la cólera se enfrenta al implacable tribunal
de la conciencia, a un diluvio de esperma
sobre ataúdes vírgenes de paternidad

Agonizará en el destierro, tal vez
pretendiendo la póstuma entereza


(Del libro:Las diosas esconden su sexo detrás de la luna)







.

9 comentarios:

Inés dijo...

muy profunfo, con fuerza y con carga visual enorme
un beso nando,

Nydia Bonetti dijo...

belo, fernando.
beso.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Evolución o involución?

Un abrazo
MArian

ROCIO dijo...

Fernando conoces el blog de encuentros poéticos, el primero es en septiembre en Madrid, quizás te interese, te dejo enlace.

http://encuentropoesiaenred.blogspot.com/2009

Un abrazo

Rocío

Mónica López Bordón dijo...

hola Fernando,

perfecto el poema. profundo y brillante.

un beso
Mónica

ana maría - penélope dijo...

Siempre quieres desaparecer pero cuando te enfrentas de verdad al abismo pides unos minutos más para continuar la tarea empezada.
¿Qué somos?
solo brumas y cenizas

Besos,
Penélope

Ico dijo...

Me recuerda al coronel no tiene quien le escriba.. el tono del dictador senil.. bello paisaje de mi tierra...saludos

Patricia dijo...

Precioso,pero precioso de verdad.
Un beso Fernando.

Leni dijo...

La entereza persiste en sobre todo.
Y la certeza de saber lo que es el tiempo.
Entre otras cosas experiencia.
Me ha encantado la fuerza rotunda en los últimos versos.

Abrazo grande