viernes, 2 de agosto de 2013

La larga noche del franquismo





En la larga noche del franquismo
Rociamos con gasolina los cajeros de los bancos
Esparcimos matarratas bajo el trono real
Enterramos en vertederos cara a la luna libros fascistas
Cantamos la Internacional a policías de piel gris marengo
Pintamos Yankees Go Home en la tapia de la base de Torrejón
Diseñamos el futuro en los sótanos de las universidades

Después corrimos a besarnos un mes de mayo junto al Sena
Y renunciamos a quemar  iglesias y catedrales góticas


París bien valía unas cuantas  misas


Fernando Sabido Sánchez