miércoles, 26 de marzo de 2008

EL PARAÍSO TERRENAL, por Fernando Sabido Sánchez














Heredamos del paraíso terrenal
campos de manzanas deliciosas
e infinitas especies de serpientes

no es pecado destruir la leyenda
y gozar tranquilamente del sexo
con tan excelsas tentaciones