domingo, 30 de septiembre de 2012

PLAZAS





PLAZAS

Para qué nos sirven las plazas vacías de las ciudades

Desde el primer Siglo, reyes y políticos únicamente autorizan concentraciones de adhesión incondicional y después 
las rodean con policías antidisturbios

Los ancianos ya no se atreven a tomar un sol oscurecido 
por el pánico

Solo los niños en su inconsciencia dan patadas 
a una pelota de trapo




Fernando Sabido Sánchez




.