viernes, 9 de julio de 2010

POEMAS, Por Fernando Sabido Sánchez

Aguafuerte de José Guerrero



I

Al oscurecer
se pierde estérilmente
la belleza de todos los paisajes
porque nadie sabe retenerla
entre sus manos

Sólo la sensibilidad de ciertos ojos
fotografía con sales de cinc en la memoria
los rescoldos




II

La soledad no le pidió permiso, se alojó
clandestinamente en las grietas de la vejez
y en el corazón calcificado el día en que apenas
existía ya en sí mismo

Algunos blues y otros pertrechos para una eternidad
bajo tres palmos de tierra no ahuyentaron el olor
de la ambrosía, habia perdido toda su fe en lograr
acercarse a las hogueras y en perdurar

Esa misma noche, el anciano preparó las maletas
por si acaso




III

Tal vez crees que pueda existir el paraíso
y llegar a tocarlo brevemente con las manos
pero sólo a la primavera
le nacen hojas en los árboles sin proponérselo

Ahora sabes que la vida se nos escapa
cuando la amarramos al viento
y que en una misma fotografía
no caben todos los paisajes que nos gustan



IV

De madrugada la vejez desliza plomo
candente a través de mi garganta
y escurre miradas de soledad
desde el borde de un oscuro precipicio
hasta el mar tan cercano de la muerte

Hoy has vuelto fugazmente a mi memoria
atrapada en aquel Mayo de París
en el que nos conocimos

Escuchaba en la radio,
"Me and Bobby McGee"
en la voz de Janis Joplin

3 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Si tuviera que elegir el mejor sería un problema.
Muy buenos, de verdad.

Laura Caro dijo...

Me han encantado. En conjunto son bellísimos y hay versos geniales que los hacen únicos.
Gracias por estos poemas o por este poema en partes, porque, ¿ qué es la vida que ha pasado sino la suma de momentos y sentimientos dentro de un todo?
Un abrazo.

Intro dijo...

Hacer memoria
y desear un momento
mientras nos deslizamos
por algún precipicio.