jueves, 16 de febrero de 2012

PÁGINA QUE ME DEDICA LA REVISTA BIOGRAFÍA DE BRASIL


http://sociedadedospoetasamigos.blogspot.com/2012/02/fernando-sabido-sanchez-poeta-e-pintor.html



Fernando Sabido Sánchez [Poeta e Pintor Espanhol]





Fernando Sabido Sánchez. Poeta y pintor abstracto, nace en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba, España), el 28 de agosto de 1950.
-Secretario General de Poetas del Mundo para España. Actualmente reside en Alcalá de Henares (Madrid)
-Sus poemas han sido traducidos al Inglés, Italiano, Francés, Portugués, Hebreo, Búlgaro, Rumano, Catalán.






Obras
Poesía:
·  "El paso del tiempo". Poesía. (Incipit Editores, 2007) ISBN 978-84-8198-747-8
·  "Las diosas esconden su sexo detrás de la luna", Poesía. (Editorial CasaEolo, 2009)ISBN 978-84-937735-9-5"
·  -"Vivencias, ficciones y algún matiz utópico". Poesía. (Editorial LibroVirtual.org.,2009)
·  -"La muerte siempre culmina su trabajo". Poesía. (Editorial CasaEolo, 2011) ISBN 978-84-15178-39-2
·  -"Antología de 50 Poetas de Castilla-León". (Editorial Hontanar 2011) ISBN 978-84-92676-38-5


Obra Inédita: "España Monarquía Católica Bananera, Sociedad Limitada", Año 2012

Antologías en las que ha sido incluído:

·  -World Poetry 2010 (ZhongKun Poetry Development Foundation, 2010). ISBN: 978-99929-830-3-5
·  -Antología Poetas del 15-M (Editorial Séneca, 2011) ISBN: 978-84-15128-16-8
·  -Antología “Uni-versos para Somalia” (Editorial Quadrivium, 2011). ISBN: 978-84-92604-60-9
·  -Antología: "Álora, la bien cercada" Nº26 DICIEMBRE 2009. ISBN: 1889/2280
·  -Antología Escritores Solidarios: Una Navidad, Un Niño, Un Libro.
·  -Arte Poética: Antología de la Poesía Universal de El Salvador
·  -Biblioteca Digital Siglo XXI

Revistas y Periódicos Literarios de todo el mundo han publicado sus poemas.

                                    
  Alguns poemas de Fernando Sabido Sánchez


Claude Monet
El otoño, que viene de robar a los árboles
el disfraz de las hojas
quiere envejecer ahora
sentado en las rodillas de la nieve

Y siente celos de Claude Monet
que vuelve de la eternidad
cada primavera
a pintar nenúfares
en su estanque de Giverny


Niñez

He vuelto por unas horas
a la que jamás fue mi niñez
a los años en que se ausentaban los pájaros
en el cielo nublado de todas las mañanas
sin encontrar el lugar secreto
en el que nos escondían los juguetes

Un día dos niños se besaron
ignorando por qué el instinto
les empujó a ocultarse
en el nido abandonado de los gorriones


Travestido

En el ceremonial íntimo del solitario
las lágrimas se confunden con la cobardía
es un proscrito por la realidad de lo distinto
maquillaje que juzga la sociedad
de irreverente

Ya en la calle cruza la frontera
misántropo en sus sentimientos de mujer
y la noche le sorprende
saldando su deuda con la naturaleza

Allí donde nadie conoce su secreto
le han visto del brazo del mendigo
sufriendo por amor
en la prisa de las horas
mordiéndose el deseo
en la esquina del coraje
aprendiendo a convivir
en los sueños con las brasas

Hoy se siente el protagonista de su vida
encerrada en el baúl de la infancia tantos años
y en la acera del placer prohibido
comparte con las putas
la desgarrada melodía de un blues
que estalla en el silencio
de un destino encadenado
a la ambigüedad maldita de su sexo


Paisajes

Tal vez crees que pueda existir el paraíso
y llegar a tocarlo brevemente con las manos
pero solo a la primavera
le nacen hojas en los árboles
sin proponérselo

Ahora sabes que la vida se nos escapa
cuando la amarramos al viento
y que en una misma fotografía
no caben todos los paisajes que nos gustan


Pasión inédita

No debes ahora recordar
el pasado que compartimos
a destiempo

Has conocido a otro hombre
y me dices te posee
una pasión insólita
que no te reconoces

Escúchame
no puedes apagar el sol

Además es mediodía


El vacío

En mis sueños siempre habita el vacío
que recorro en un vuelo ingrávido
por el olor a misericordia de las noches
Llego hasta el alba
y no tengo a nadie que me espere
hasta la luna se oculta para repudiarme
en un paisaje de sombras
más allá de la muerte

Cae gota a gota una lluvia
que desnuda con lamentos mi alma
y sobrevive el miedo a la inexistencia
Se tensa el vértigo y rozo con los labios
la belleza al perderse
en la luz impalpable de la negación


La eternidad
Suspendidas en la duración de Zeus,
deslumbrantes estatuas entonan panegíricos
a los dioses del Olimpo
Erectas, con los ojos saturados
de belleza inacabada semejan espiras
que gritan o susurran en función
de un viento despiadado

Rebosa el tiempo y las excita
un ansia de inmortalidad


Tu ternura planea sobre la convulsión
Te posee un corazón tallado en el diamante
de la fidelidad, unos ojos enlutados por la espera
mirando al mar, al amor que viaja desde lejos
para no llegar nunca a tu isla de Ítaca
En la intimidad, el placer solitario escupe lava
y mancha de ceniza tu vientre recostado
en los sueños, fiel bajo la prodigiosa torre de marfil,
tejiendo y destejiendo secretos en los pechos vírgenes
de las mareas, guardando las palabras como un tesoro
al abrigo de hipócritas deseos, de todos
los cuchillos sangrientos del machismo que ansiaron
sólo atravesar tu cuerpo

Testifico tu ternura que planea vencedora sobre
convulsas y aún cercanas fiebres, Penélope que grita
mientras siente las caricias del viento en las entrañas
despreciando el llanto helado, el sollozo del designio,
para asaltar sin miedos ni silencios la libertad


Me amará sin prejuicios la muerte
Amé en secreto muchas veces implorando
pasiones inéditas, rompí escarchas lleno
de esperanza y encontré corazones convexos
Me negaron mujeres de sexualidad imprecisa
y abracé cuerpos desnudos con deseos ajenos,
hasta el siempre prosaico reducto de la infidelidad
alcanzó a rechazarme

Amé labios que me ocultaron la sonrisa,
a mujeres de sexo solidario inmersas en la causa
con una fe ciega y el alma empapada
Amé vírgenes aferradas al dogma de hogueras
pretéritas, a prostitutas y en verdad,
a mi mismo

Podría contar la realidad con palabras
más dulces, si no supiera que algún día
me amará sin prejuicios la muerte


Hipocresía

Se generaliza la hipocresía
La madre de todas las guerras asesina
a sus hijos como una vieja puta y el amor
es la turbación que nos excita visionando
añejas películas en technicolor

Hasta la felicidad se vende cada noche
impregnada en unas rayas de cocaína


Nada

Permanezco en silencio esperando nada
No es un poema sobre la muerte
Tampoco de erotismo
El narcisismo nunca me trasmite euforia

Mi ironía es el decorado para una película
Una maqueta
La sala de cine está vacía
Otro día que pasaré inadvertido


Sexualidad

Sobre mi sexualidad llueve en horizontal,
es un error considerarme incompatible
con un cuerpo malgastado en el que el alma
se mantiene incólume
En el exterior la noche es hermosa,
sin embargo, aún gotea la sangre
de heridas que me ocasionó la mordedura
de la serpiente

No puedo prometerte amor mientras
me desangro, el amor heterosexual
que apeteces de un ser cuya naturaleza
es imprecisa
Intentarás entenderme y aflorarán
las mentiras, entretanto, puedo
enseñarte algunas fotografías antiguas
que no me incriminan

Quizá no sea del todo ilícito mostrar
las apariencias y regresar al prólogo
No confíes demasiado en poder revelar
los enigmas, aún eres muy joven para
encontrar respuestas a un comportamiento
que la sociedad juzgaría execrable


Espejismos

Presiento que estamos enterrando
las viejas canciones de amor,
que el viento de la umbría
va deshojando nuestro libro
verso a verso
sin demorar el arribo de la muerte

Recuerdo los gemidos del ensueño,
el ungüento invisible que nos salvó
a veces del naufragio sin juramentos apócrifos,
la infidelidad desprovista
de estigmas, las ascuas

Y ahora cada palabra, cada letra
vagará por paisajes inhóspitos
de algarabía,
nómadas en una selva de pájaros
que desafinan el silencio
rompiendo como olas
de lágrimas negras nuestros sueños,
tal vez crisálidas a contraluz
trepando la oscuridad
para ponerse a salvo de espejismos
baldíos


Amor, no mueras

Persiste el dolor, un dolor de perros,
ha nevado toda la noche y no espero
que te compadezcas o me muestres
al despertar una sonrisa desdibujada

Recuerdo que en la cumbre del amor
mis sentidos eran agujas que marcaban
la libertad en un reloj inmóvil de sigilos,
tus pechos, lunas en llamas que se cimbraban
entre detonaciones dulces de sangre

Aunque sabía que nada nos ataba
¿Dónde estás ahora?
¿Qué maldición me envuelve?

Amor, no mueras,
cada día es un amargo despertar
sin esperanza, ciego de rabia,
sé que más allá de tus brazos
hay un mundo con grietas
en las que se disolverán los deseos
y el amor no ocupará un lugar subrayado

Pero amor, no mueras nunca


Ablación

Se consuma el crimen, la mordaza ciñe
la amputada carne impúber del pretérito,
el placer proscrito y extirpado en ceremonias
salvajes e inhumanas que imponen un letal
claroscuro a la sexualidad

El disfrute se anestesia en la ceguedad
de la herrumbre, el derecho al goce se transforma
en nieve sobre los páramos del sexo, brocal
inútil que enluta la voluntad sordomuda
Tras la mirada perdida, pentagrama de tristeza
sin dicción, sólo un soplo de belleza gris

En el corazón arrojado al abismo, perdurará
la malherida caligrafía de una mujer


Escondí las viejas muñecas de trapo
Me niego a mostrar al mundo la asexualidad
de un cuerpo que envejece interiorizando culpas
que no le corresponden, como si no hubiera
ocurrido y la vida fuera un sarcasmo de mal gusto

Escondí las viejas muñecas de trapo en el desván
del tiempo, al socaire de los jazmines
y del olor de una infancia que aún me arrulla,
del afecto de las manos deshojadas de mi madre
cuando enjugaban mis lágrimas impares

Ha cerrado el último bar de la noche y dejo
de venderme, de poner precio a las mentiras,
condenado a ser un guiñol al que fatalmente
la certera guadaña de la muerte segará los hilos 

Poemas traducidos al portugués

O vazio

Os meus sonhos são tão vazios
que cavalgo um vôo incorpóreo
para rogar a clemência das noites.

Entretanto chega a madrugada
sem ter alguém à minha espera.

Até a lua se ofusca para me arrastar
para um cenário de treva
mais longínquo do que a morte.

Cai gota a gota, uma chuva
que me desnuda a paixão com ais;
e o medo da inexistência perdura.

Tão tensa é a vertigem, que roço com os lábios
a beleza que se perde
na réplica da impalpável luz.

Tradução: Fernando Oliveira, do original “El Vacío” de Fernando Sabido Sánchez

El Vacío

En mis sueños siempre habita el vacío
que recorro en un vuelo ingrávido
por el olor a misericordia de las noches
Llego hasta el alba
y no tengo a nadie que me espere
hasta la luna se oculta para repudiarme
en un paisaje de sombras
más allá de la muerte

Cae gota a gota una lluvia
que desnuda con lamentos mi alma
y sobrevive el miedo a la inexistencia
Se tensa el vértigo y rozo con los labios
la belleza al perderse
en la luz impalpable de la negación


Me amará sin prejuicios la muerte
Amei em segredo muitas vezes implorando
paixões inusitadas, rompi obstáculos cheio
de esperança e encontrei corações convexos
Me recusaram mulheres de sexualidade imprecisa
e abracei corpos desnudos com desejos alheios,
até o sempre dessublimado reduto da infidelidade
chegou a me rejeitar

Amei lábios que me esconderam o sorriso,
mulheres de sexo solidário imersas na beatice
com uma fé cega e a alma umidificada
Amei virgens aferradas ao dogma de futuras
fogueiras, a prostitutas e, em verdade,
a mim mesmo

Poderia contar a realidade com palavras
mais doces, se não soubesse que algum dia
me amará sem enlevo
a morte

Tradução: Talis Andrade , do original “Me amará sin prejuicios la muerte” de Fernando Sabido Sánchez


Me amará sin prejuicios la muerte

Amé en secreto muchas veces implorando
pasiones inéditas, rompí escarchas lleno
de esperanza y encontré corazones convexos
Me negaron mujeres de sexualidad imprecisa
y abracé cuerpos desnudos con deseos ajenos,
hasta el siempre prosaico reducto de la infidelidad
alcanzó a rechazarme

Amé labios que me ocultaron la sonrisa,
a mujeres de sexo solidario inmersas en la causa
con una fe ciega y el alma empapada
Amé vírgenes aferradas al dogma de hogueras
pretéritas, a prostitutas y en verdad,
a mi mismo

Podría contar la realidad con palabras
más dulces, si no supiera que algún día
me amará sin prejuicios la muerte.



Algumas telas do Pintor Fernando Sabido Sánchez

Fernando Sabido Sánchez

Fernando Sabido Sánchez
Fernando Sabido Sánchez

Fernando Sabido Sánchez


Fernando Sabido Sánchez
Todos os direitos autorais reservados ao autor.

1 comentario:

Pedro Luis López Pérez dijo...

¡¡¡Enhorabuena!!! Un Magnífico y completo Reportaje.
Un saludo.