jueves, 10 de junio de 2010

POEMAS, Por Fernando Sabido Sánchez

EL TESORO DE LOS POBRES. PINTURA DE RAQUEL SARANGELLO (ARGENTINA)


I

Dejo de creerme necesario para nadie
y desisto de tejer una urdimbre simulada
no deseo el amor bendecido en una catacumba
o que se depositen mis caricias
en un cuerpo frío que realquila los rostros

Abandono la ciudad donde nunca he vivido
acaso mutilando la esperanza en mi memoria
después de desalojar del último reducto a los afectos
ingenuo pese a lo evidente
con la boca cerrada a las adivinanzas

Aferrado a los hilos de agua de la nieve
intento convencerme
de que sólo existes en mis sueños




II

Cuando hubo amor entre nosotros
nos dirigíamos a la intimidad
prevenidos a compartir el sufrimiento
en un combate innecesario de egos
itinerario imposible a la felicidad

Fue preciso descubrir el atajo
que transcurre por el placer
y olvidar a este lado del horizonte
los cíclicos latidos de la fiebre




III

Observo tu cuerpo desnudo
disfrazando el fracaso
eres una sombra perdida
en la luz de mis fábulas
regresada de la hora más angustiosa
del exilio

Quiero recobrar a la mujer
que enhebraba la vida al aire
a la que nadie reconoce
ocultando el detritus del pasado

Mañana aún no existe
y puede ocurrir cualquier cosa




IV

No tengo claro que trates
de salvar las apariencias
que quieras alcanzar
por los atajos el divorcio
o que hayas descolgado mis pinturas
de los muros de tu casa

Hablamos en voz baja
de complicadas situaciones
y pasamos por alto
las cosas sencillas que nos afectan

Si ayer no hubieras rozado
por casualidad mis labios
no estaríamos contemplando
ahora el amanecer




V

Nos espera la eternidad liberada de recelos
cuando el ojo del gran hermano
no pueda vigilarnos
y volverá a hervir la fábula en los labios
en el lugar donde se reúnen
todos los amantes

Podemos ser los elegidos
para escapar del milagro
y no tener que repetir besos furtivos
en los sótanos

.









3 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Un lujo de poesía.
Mis felicidaes.

victoria eugenia dijo...

Paseando por algunos blogs he llegado aquí de lo que me alegro. Gracias por esa bella poesía. Me pasaré amenudo por aqui ya que leer poesia es una de mis aficiones ademas de la pintura. Felicitaciones.

María de la Cruz Díaz dijo...

Cargada melancolía en sus versos poeta, más por sobre todo sabiduría.

Un placer nuevamente visitarlo.
Le dejo un abrazo afectuoso pleno de respeto.
Feliz y bendecido fin de semana

Maricruz