lunes, 14 de junio de 2010

ELIPSIS, Por Fernando Sabido Sánchez

Equinoxe de JOAN MIRÓ



I


Silencio. Ya no me habla ni tu verdad callada
desde las noches hipócritas e inclementes
de las circunferencias
¿Has varado el amor y la sed en una nueva
agonía?

Así transcurre la vida, siempre descendiendo
entre eléctricos fogonazos que terminan
sofocados por la maldita desconfianza a una
libertad inexplorada

Nos adentramos con desesperación en caminos
intransitables por los que nunca vendrá nadie
a salvarnos


.

4 comentarios:

María de la Cruz Díaz dijo...

El alma sufre desconsuelo cuando se siente burlada poeta y uno se enfrenta al corazón y la razón.
A veces sería mas fácil dejarnos llevar sólo por el corazón...
Pero la razón duele menos...

Un abrazo admirando con respeto sus letras, desde esta mi Lima fría y lluviosa.

Maricruz

Luz_ de_Luna dijo...

Hay Verdades Calladas, que son silencios porque saben que si hablaran haría sangras mas de un alma, en la que en ella haya confiado
La burla al amor no tiene perdón, excelentes letras, las he disfruta y me alegra haber llegado a tu blog para disfrutar de muy buena poesía
Un abrazo de luz, desde mi Buenos Aires lluvioso y frio

azul dijo...

El silencio puede ser muy bello pero también puede ser bello enemigo. O grito ahogado. Abrazo azul.

Isabel González dijo...

Buen poema aunque me transmite demasiado pesimismo. El silencio está muchas veces en nuestro interior