domingo, 13 de junio de 2010

EN LA MEMORIA, Por Fernando Sabido Sánchez

Pintura de la serie LAS MENINAS, por MARTIN GIL MARIÑO (Argentina)
( para entrar a su web: http://www.martingilmarino.com.ar )



I

Debo mantener la mente fría más allá
de lo indescifrable que puedo encontrar
al otro lado de la puerta
hasta es posible que mis pasos
sigan recorriendo el círculo
pintado sobre la piedra gris de las penumbras

Es hora de penetrar en el último laberinto
apartar con mis manos en la oscuridad
las telarañas colgadas en el mármol
buscar la habitación
en la que alguien que aún no conozco
interpreta al piano desconocidas partituras

Dentro de la caja
en que se ofrece a la felicidad como un regalo
puedo guardar la hora de la angustia
en ampollas de cristal con dinamita




II

Muere la tierra quemada bajo el asfalto
que niega el latido de los árboles
buscando el agua secreta del invierno
en la ciudad que suplanta de cemento
a la naturaleza

La niebla es humo de automóviles
y la lluvia golpea los espejos de cristal
que abrazan a las oficinas

Han repoblado las calles con videocámaras
huecos ojos digitales que espían
la soledad desplomada de la multitud
y la inclemencia de la cotidianeidad
se desvela morbosa
desde la caverna irreverente de los patriotas

Los ciudadanos solo son un código
náufragos que regresan a sus jaulas
en impersonales ascensores

En la memoria silenciosa de la noche
las sirenas de la policía
perturban la frágil intimidad de los sueños


2 comentarios:

María de la Cruz Díaz dijo...

"Es hora de penetrar en el último laberinto
apartar con mis manos en la oscuridad
las telarañas colgadas en el mármol
buscar la habitación
en la que alguien que aún no conozco
interpreta al piano desconocidas partituras

Dentro de la caja
en que se ofrece a la felicidad como un regalo
puedo guardar la hora de la angustia
en ampollas de cristal con dinamita"

Son estos versos para la memoria fuentes de luz por toda la esperanza con que riegan este pergamino. Perdóneme si resalto unos párrafos que me vienen a bien esta noche.
Un fuerte abrazo poeta. Bendiciones.

Maricruz

lizzy castillo debayle dijo...

Realmete que suerte fue encontrarme con su blog, lo poco que estuve viedo realmente los poemas son hermosos bueno a mi punto de vista quizas sa un poco joven a lo mejor para ponerle el vrdadero significado pero me encanto esa sencibilidad con la que escribe y yo siento que lo disfruta


le mando muchos saludos
y bendiciones