jueves, 5 de noviembre de 2009

ESPEJISMOS, Por Fernando Sabido Sánchez




I

LA LIBERTAD

No llores cuando los malditos
Dancen sobre la tumba de tu libertad

Hazles creer que el ataúd está vacío



II

LA VIDA NOS SORPRENDE
DE FORMA IMPRECISA


Colgaban de sus ojos miradas extinguidas
y vegetaba resignado en su indolencia
sin que le inquietaran los días venideros

Un viernes le habló una mujer
de las que sólo aman por las noches
con palabras vírgenes

y le sobrevino el pánico



III

OBSCENIDAD

Mis cabellos encanecidos han perdido
su primitivo color por completo

Es hora de vencer al miedo
Las heridas de la cobardía
empiezan a supurar obscenidad



IV

EL PECADO ORIGINAL

Tratas de proteger tu corazón
confinándolo en una burbuja aséptica
a los sentimientos

Es comprensible
Quizá el amor aún nos llega infectado
por la persistencia del pecado original



V

EL TEDIO

El tedio me persigue todos los días
Y sé que no es culpa de la lluvia
También me acosa obstinadamente
cuando tomo el sol

Resuelvo sentarme a escribir
y ponerle los cuernos



VI

Y EL AMOR SE HIZO CARNE

Me siento feliz a tu lado
Decías mirándome a los ojos
Transfigurándote

Pasaron los años
Y el amor se hizo carne con alevosía

Después
Ni tan siquiera eso



VII

FASCISMO

Woody Gutrie creó la canción protesta
Escribió en su guitarra la frase:
"Éste arma mata fascistas"

Pero los fascistas son ciegos y sordos
Y disponen de soldados y policías
para perpetuar su estirpe



VIII

ATEÍSMO

Cuando llegue la hora
Escucharé el estrépito de la vida
al romperse en pedazos
Sobrevendrá un silencio absoluto
Después la nada

Así será mi muerte




.

5 comentarios:

Rossana dijo...

Estoy haciendo un recorrido por los blogs y heme aqui disfrutando de tu espacio
Te dejo un abrazo

VIVA LA POESIA!!

Rossana

Cruz Diaz dijo...

Me gusta tu poesia.
saludos

César R. Lino A. dijo...

Asi es, hay que hacerles creer...

BENCHO dijo...

me ha gustado especialmente la de la libertad, la obscenidad y el tedio. todo un gusto poder leer cosas como estas a diario

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Un fabuloso paseo por los versos, ese es el regalo del que los ojos han deicido apropiarse esta mañana.

Un abrazo
Marian