viernes, 15 de enero de 2010

LAS DIOSAS DEL LOUVRE, Por Fernando Sabido Sánchez

.




Aún doncellas, las diosas en celo
acuden a la cita acortando los siglos
y ofrecen su brazo al instinto amputado

Las caricias abrasan los labios al sexo
tallado en mármol y demandan del Olimpo

más tiempo, un seísmo,
disfrutar del cercano deleite


Cuando el sol aquieta el deseo
esconden
la luna en sus pechos, yacen sin aliento;
al fin las cautivas gozaron la sexualidad
en las noches del Louvre


Tan lejana su isla de Lesbos








.

1 comentario:

Alicia María Abatilli dijo...

Diosas en celo, son las únicas que pueden acortar siglos, no soportan la espera.
Abrazo.
Alicia