domingo, 3 de enero de 2010

ENTRE PARÉNTESIS, Por Fernando Sabido Sánchez

.





Nos trae el viento un intenso olor a muerte
y millones de seres humanos son carne
de horca, vivimos entre paréntesis,
picoteando, entre barrotes que coartan
necesidades, ingenios y fantasías inútiles

En días de plomo todos los demonios
me visitan, me muevo entre hojas de tiempo
que acortan mi existencia sin llegar a poseerla,
me siento cautivo de una madurez indecente

En el entreacto, una mujer llegó a mi lado
desde la nieve y le cuesta acostumbrarse
a mi calor




.

5 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Se acostumbrará, a lo mejor es fácil hacerlo.
Un abrazo.
Alicia

ichokozak dijo...

Fernando, es muy bueno dejar de vivir entre parentesis, como dices, y la poesía es el instrumento idoneo.
Feliz año nuevo, amigo.

Luisa Arellano dijo...

Quizás sea más fácil de lo que pueda parecer.

Me gusta la sensibilidad y fuerza que desprende el poema.

¡Feliz 2010!

MiLaGroS dijo...

Comprendo perfectamente ese sentimiento que tan bien describes . Yo a veces también me siento así ante la injusticia y la mentira que vivimos. A pesar de todo. ¡¡Feliz año!! Un abrazo

BLANCA dijo...

Com-partir el calor es cuestión de tiempo...
¡Feliz año nuevo!