jueves, 25 de junio de 2009

NO PUEDO PROMETER AMOR MIENTRAS ME DESANGRO, Por Fernando Sabido Sánchez



Sobre mi sexualidad llueve en horizontal,
es un error considerarme incompatible
con un cuerpo malgastado en el que el alma

se mantiene incólume
En el exterior la noche es hermosa,
sin embargo, aún gotea la sangre
de heridas que me ocasionó la mordedura
de la serpiente

No puedo prometerte amor mientras
me desangro, el amor heterosexual
que apeteces de un ser cuya naturaleza
es imprecisa
Intentarás entenderme y aflorarán
las mentiras, entretanto, puedo
enseñarte algunas fotografías antiguas
que no me incriminan

Quizá no sea del todo ilícito mostrar
las apariencias y regresar al prólogo
No confíes demasiado en poder revelar
los enigmas, aún eres muy joven para
encontrar respuestas a un comportamiento
que la sociedad juzgaría execrable


(Del libro: Las diosas esconden su sexo detrás de la luna)







.

4 comentarios:

MARTA dijo...

Maravilloso el texto y potenciado con la canción de Cohen, que bonita forma de expresar las variantes de una vida y las ambiguedades. Bueno, todo es posible... todo puede acontecer, a veces es difícil definir un ser y sus emociones, casi siempre las personas son incatalogables. Me encanta Fernando y yo lo interpreto a mi manera, que mejor uso de la libertad. Un abrazo. Marta.

SÍSIFA dijo...

La magia está en la ambigüedad, en el elemento X del enigma, en la intersección entre lo prohibido y lo soñado... NO PUEDO PROMETERTE AMOR MIENTRAS ME DESANGRO es el verso más contundente e intenso que he leído en mucho tiempo.

Leni dijo...

Que fuerza se respira en estos versos.
Y que certeza de lo que uno quiere dar y que reciban.
Excelente ambiguedad.

Besos

Hilda dijo...

Muy bueno y muy interesante, ambos a la vez.

Un abrazo
Hilda
PD
Puede uno ser muy viejo y aùn no comprenderlo.