martes, 21 de octubre de 2008

MIRO LA HORA, Por Fernando Sabido Sánchez






Miro la hora escrita en el sexo
de la noche
y aún es el día de ayer
que se muestra inoportuno
manchando a destiempo
la infidelidad de las caricias

mañana se borrarán las cicatrices
traicionando
las promesas imprudentes de la cita
o la ilegal presunción de la inocencia




© Fernando Sabido Sánchez