viernes, 11 de abril de 2008

NO HE ABRASADO NUESTRO TIEMPO






El incendio se propaga deprisa
en los egos heridos de muerte repentina
y amanecemos en un río de escombros
pasando totalmente inadvertidos

huele a lluvia reciente de impermeables
de una humedad tan familiar como tu cuerpo
y me limito a mirar en silencio el eclipse
que ha de surgir difuso sobre el faro

apago el cigarro contra las rocas
y sé que no he abrasado nuestro tiempo



© Fernando Sabido Sánchez