domingo, 10 de marzo de 2013

sanidad pública gratuita y universal





sanidad pública gratuita y universal



                   Pero ocurre que el mundo se ha cansado de céfiros
                   aromados, de suaves rosicleres o lirios,
                   y de tantos poemas como platos de nata.

                                   Ángela Figuera Aymerich



hoy el pueblo ha salido a la calle por enésima vez 
desafiando a bárbaros genocidas de moral carcelaria

hoy rechazan propósitos impuestos por intereses espurios 
que van en dirección contraria a toda razón y humanidad

hoy con su habitual inconsciencia administran letales
dosis de cianuro privatizando centros de salud y hospitales  

hoy les pregunto en mi condición de ser humano por qué 
asesinan nuestra esperanza de vida con siniestra alevosía




© Fernando Sabido Sánchez



5 comentarios:

Ramón María Vadillo dijo...

Nítido poema Fernando, tan claro que duele, nos están privatizando hasta el pútrido aire de las ciudades.

Saludo y abrazo

FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ dijo...

así es Ramón, un abrazo

enletrasarte (omar) dijo...

Querido Nando, por experiencia te digo, que se sale de esta, lo importante es que se grabe en la memoria popular todo lo que pasa
.
¿porqué digo esto? porque al comenzar a repuntar, se crea una amnesia maliciosa en la cabeza de las gentes y se olvidan de los que les hicieron padecer las penurias
.
mi solidaridad desde Uruguay

Pakiba dijo...

Nos estan privatizando hasta el aire que respiramos,lo que pretenden es que vayamos con alpargatas mientras ellos lucen zapatos de charol.

Andrea Breq dijo...

He leído varias entradas de una vez, me he quedado mascullando un silencio (admirativo) y asintiendo...

Me atenazan las certezas de un horizonte que no veo, y casi no imagino.

Un abrazo fuerte,

A.