domingo, 2 de octubre de 2011

AZUL RUBALCABA, por Fernando Sabido Sánchez





AZUL RUBALCABA

El Azul Fondo de tu campaña
electoral es la puntilla

El Azul Clonado de las derechas
Azul Descorazonador, Azul falangista
Azul Aznar, Azul Franco
Azul Rouco, Azul Prusia
Azul Celeste, Azul Humo
Azul Rajoy, Azul Camps
Azul Cospedal, Azul Marino
Azul Cobalto, Azul Cyan,
Azul desesperante, Azul Mate
Azul Provocativo, Azul Turquesa
Azul Vejatorio, Azul Fascista
Azulete Escandaloso, Azul Niebla,
Azul Cínico, Azul Ultramar,
Azul Insoportable

Qué fue del Rojo de la Internacional
El Rojo Marxismo, la República Roja
El Rojo del exilio, la Cultura Roja
El Socialismo y los Rojos

Azul Confusión, Azul todos lo mismo
Azul Difuso, Azul tan falso como el del cielo
Azul Rubalcaba, Rubalcaba Azul

¿Y el rojo?, sí, lo sé
En el logotipo de Botín
Del Santander



© Fernando Sabido Sánchez






7 comentarios:

carmen jiménez dijo...

Pues tú lo has dicho Fernando. ¡Qué pena que el rojo sea del Santander y no de la pasión y el azul sea propiedad privada de unos cuantos y no del mar de todos! ¡Qué pena Fernando! Qué pena tener que leer este poema y rubricarlo.
Un abrazo

MiLaGroS dijo...

Que genial. comparto todo . Y los disfrazados de rojo no me merecen ningún respeto y casi todos lo son

FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ dijo...

queridas carmen y milagros, por desgracia nos vienen tiempos de azul oscuro, azul canalla y desde todos los ángulos del espectro político, pero gritaremos fuerte y nos tendrán que oir
besos
Fernando

José Alberto Socorro - Noray dijo...

Creo que rojo sólo nos va a quedar la sangre, la nuestra por supuesto porque la de ellos es cada vez más azul.


Un abrazo.

Javier Castillo Aparicio dijo...

Acabo de encontrar este blog y lo estoy encontrando fascinante. Además coincido ideológicamente con varios aspectos que estoy encontrando en tus escritos.

Felicidades por el blog.

Elvira Daudet dijo...

Querido Fernando:

No me sorprende ni me preocupa nada el azul Rubalcaba; me duele, en cambio, la atroz costumbre de muertes en Irak -precioso y sobrecogedor tu poema que nos la recuerda-, la hambruna en África. Ante el horror del mundo, los títeres han dejado de interesarme, aunque tengan su parte de culpa en cuanto ocurre.
Espero que me envíes la fecha de presentación de tu libro y el poema que quieres que lea.

Mil besos, amigo
Elvira

acróbata dijo...

Pues la verdad es que pareceré un iluso, pero me niego en redondo a cederles nada más a éstos. El color azul también es del cielo despejado, símbolo de la esperanza en el mañana (para mí no es verde), azul del mar abierto, símbolo de la libertad. En definitiva, que ni la bandera (aunque la nuestra lleve el morado), ni el himno (aunque el nuestro suene mejor), ni el país, ni nada es de ellos, es de todos los españoles.¡Ya está bien de cederles terreno!

Saludos Fernando.