sábado, 6 de marzo de 2010

ABLACIÓN, Por Fernando Sabido Sánchez

. .8 de Marzo. Día Internacional de la Mujer


ABLACIÓN

Se consuma el crimen, la mordaza ciñe
la amputada carne impúber del pretérito,
el placer proscrito y extirpado en ceremonias
salvajes e inhumanas que imponen un letal
claroscuro a la sexualidad

El disfrute se anestesia en la ceguedad
de la herrumbre, el derecho al goce se transforma
en nieve sobre los páramos del sexo, brocal
inútil que enluta la voluntad sordomuda

Tras la mirada perdida, pentagrama de tristeza
sin dicción, sólo un soplo de belleza gris
En aquel corazón arrojado al abismo perdurará
la malherida caligrafía de una mujer


12 comentarios:

Julia R dijo...

Que decir que no hayas dicho en tu poema, magistral. Representativo de lo que aún debemos lograr para muchas mujeres. Sin embargo muchas sólo piensa en frivolidades.

Saludos que tengas un lindo finde.

carmensabes dijo...

Excelente poema que grita una injusticia de tal calibre que me toca la sensibilidad a destajo.

Gracias por este poema- grito clamando justicia por esas pobres niñas-

Soberbio

Celia dijo...

Me gusta mucho tu espacio, felicidades!! Sigue mejorando.

Te invito a visitar Precious Moments, un agradable espacio.

Saludos.

José Antonio Fernández dijo...

Sobrecogedor y por desgracia aún real, todo lo que se haga por evitar estas cosas es poco.
Me uno a esa denuncia.

MiLaGroS dijo...

Me ha impresionado y me ha trasmitido el horror de esa niña con los ojos tapados. Un abrazo

Lola Montalvo dijo...

Muchos siguen considerando que la mejor forma de anular a las mujeres es mutilándolas, lapidándolas, golpeándolas, amenazándolas, convirtiéndolas en fantasmas bajo un burka... Esas culturas machistas que me provocan tanto horror y que me hacen sentir un paraíso el "machismo occidental" que toda mi vida me he visto obligada a sufrir desde que puse mi primer llanto en este mundo... en mi casa, por mi familia.
Que alguien frene este horror, que alguien le ponga fin, por favor!!!

Lola Montalvo dijo...

Perdón, Fernando: tu poema es tan intenso, tan sobrecogedor. Tus palabras tienen la fuerza de una empatía que a muchos les hace falta. Tu sensibilidad dice tanto de ti... Besos miles, amigo.

Maria Sanguesa dijo...

Buen poema de denuncia, un aldabonazo para atraer la atención sobre un tema muy necesario referente a los derechos humanos, en general, y a los de la mujer, en particular. Te felicito por alzar la voz en un mundo que permanece con los brazos cruzados ante tanta barbarie, ante tanta violencia ejercida contra la mujer, tras el escudo de que, en este caso, pertenecen a otro continente, a otra cultura... Un fuerte abrazo.

Taty Cascada dijo...

Duele el alma, ver que todavía la mano del hombre ignorante, y embrutecido con costumbres arcaicas, realice atrocidades en cuerpos de niñas. Pobres seres, que deambularán en éste mundo sin saber ni conocer de los goces del amor -si es que quedan vivas-, porque una parte importante de ellas, muere por infecciones causadas por instrumentos oxidados...Ablación-mutilación...
Un abrazo

Inés dijo...

Es tan injusto, imperdonable, ilógico este crimen hacia la mujer, un sacrilegio del cuerpo fecundo.

Fernando, disculpame el tiempo sin venir por tu casa, hoy vengo y siempre me maravilla tu poesia, sigue intacta tu palabra y tu fuerza.

Muchos besos y un abrazo enorme para ti,

J.R. dijo...

Bueno opiniones educadas europeas pudorosas y lejanas.
Morales hasta lo inmoral impropias.
¿Por que sabéis donde y porque surgió la ablación de clítoris?
Pus parece que fue en Malí, y contra lo que parece fue un grito de liberación femenina. A algunas mujeres les pareció justo que si la esclavitud de la mujer, que cuida de la casa y de la prole, sometida y vejada por el macho en una situación de indefensión total. Si a todo eso se llegaba por el orgasmo, era mejor erradicar el placer. O aquello que lo produce.
En fin son otras culturas otras morales y otras éticas.
Espero que ahora si cabe la ablación de clítoris os parezca mas monstruosa si cabe.
J.R.

Carmela dijo...

La mutilación de la mujer es un escarnio.
Una forma de sometimiento para " negar el placer".

Bello y duro poema .
Una denuncia contundente que debería ser enarbolada para defender los derechos y erradicar esta injusta violencia de género.