viernes, 19 de febrero de 2010

POEMAS, Por Fernando Sabido Sánchez



I

Observo tu cuerpo desnudo disfrazando el fracaso
eres una sombra perdida en la luz de mis fábulas
regresada de la hora más angustiosa del exilio

Quiero recobrar a la mujer que enhebraba la vida
al aire, a la que nadie reconoce ocultando
el detritus del pasado

Mañana aún no existe y puede ocurrir cualquier cosa



II

Miro el árbol libre
al que me abrazo con el viento
y escapo del bosque en el que viven
los dioses que manchan con sangre
al crepúsculo

No ha oscurecido
y siento haber perdido otro día
sobreviviendo al desgaste de un amor
imperfecto
en el que no ocurre nada

Una persistente migraña
me recuerda mi biografía
llena de hojas en blanco



III

Te desnudaste del vestido de fiesta
suplicando a la lluvia que mojara tu cuerpo
sin hurtar a las nubes el color de ceniza
que pintaba de gris aquel pantano de cieno

Y decidiste borrar de la piel de tu sexo
el detestable tatuaje con mi nombre



IV

Hoy decidí crearte en mi imaginación
y empecé dibujando un rostro afilado y pálido
con la mirada verde vagamente perdida
pero los ojos te delatan palabra por palabra
que llegas ya cansada de conocer mi mundo

No vas a entenderlo pero quiero hablarte
aunque finjas ser una vieja fotografía
que recuerda el perfil de todas mis amantes
y no deseo ser hospitalario ahora que envejezco
pero créeme que te he inventado por algo


V

Quiero que me expliques vagamente
como eres
porque nos hemos visto
siempre entre paréntesis
respirando el olor a barniz
de los violines

Y sólo me permites amarte
en la breve pausa de cada sinfonía



VI

Será porque resbala como llorando el agua
por un cuerpo que apenas noto que respira
me atrevo a preguntar si has vuelto satisfecha
a regresarme el tiempo que he perdido

Has lavado tus pechos con la humedad del alba
montando las pasiones sobre caballos negros
que fingen la suave caída desde un escalofrío
y vuelves ya enferma a pronunciar mi nombre





.

1 comentario:

José Antonio dijo...

Realmente buenos, todos.
Gran poesía.