jueves, 7 de enero de 2010

LEYENDA URBANA, Por Fernando Sabido Sánchez





La muerte tiene personalidad propia
Cuando te mira a los ojos, sólo permite
que contemples impotente sus rituales
Si logras burlarla, ese instante preciso
se grabará en tu memoria toda la vida

Incluso, recordarás con ironía
que el día era cálido y su célebre frialdad
una leyenda urbana






.

4 comentarios:

santiago dijo...

poema y música en perfecta consonancia.
Un placer leere

Duna dijo...

Un placer siempre, leerte.
Me gustaría que pasaras por mi blog.

Fernando, te espero. Besos, amigo.

Perfecto dijo...

La muerte inexorable, siempre presente. Un breve poema para recordarnos que estamos vivos.

Un cordial saludo.

María BlancaNieves dijo...

Es posible, llegado el momento
al desdoblar la más triste de mi historia, me encuentre rendida en medio de cualquier calle sumergida en lo más hondo de mi perpetua tristeza escuchando a Mozart….
Vendrá la muerte
con un murmullo lúgubre
cuando la luna se haga incienso
y le dire:
-¿Por qué no he sentido nada?
Ella me responderá:
- Porque hace tiempo que estás muerta.

Impresionante poema querido Fernando... impresionante. Perdona mi desvarío al apuntar aquí lo que sentí al leerte.

Un abrazo fuerte... muy fuerte.