domingo, 6 de septiembre de 2009

MARGINACIÓN, Por Fernando Sabido Sánchez






I

INSUMISOS

La multitud se asoma a la memoria
sintiéndose apremiada por el tiempo
y periódicamente hace balance
de las botellas vacías de cerveza

Ajena a la mediocridad
la ilegalidad convoca en las entrañas
de la noche a presuntos delincuentes
investidos de una dignidad no impuesta
que en clandestinidad comparten
la fruta prohibida de su libertad
sorteando el espíritu alienante
de las leyes



II

TRAVESTIDO



En el ceremonial íntimo del solitario
las lágrimas se confunden con la cobardía
es un proscrito por su realidad de lo distinto
maquillaje que juzga la sociedad
de irreverente

Ya en la calle cruza la frontera
misántropo en sus sentimientos de mujer
y la noche le sorprende
saldando su deuda con la naturaleza

Allí donde nadie conoce su secreto
le han visto del brazo del mendigo
sufriendo por amor en la prisa de las horas
mordiéndose el deseo en la esquina del coraje
aprendiendo a convivir en los sueños
con las brasas

Hoy se siente el protagonista de su vida
encerrada en el baúl de la infancia tantos años
y en la acera del placer prohibido
comparte con las putas
la desgarrada melodía de un blues
que estalla en el silencio de un destino encadenado
a la ambigüedad maldita de su sexo




III

ES POSIBLE LA PAZ

Inician el vuelo
con los brazos extendidos
como alas abiertas
y el viento disipa el humo
que viola la luz
mancillándola

Intercambian abrazos
que asfixian el odio
y es posible en el mar
pájaros posados
en un césped de espuma
tejiendo las mortajas
de la última guerra



IV

EL SUBSAHARIANO

El miedo, tiempos inciertos donde todo
lo piensan devastado, volver a ser vagabundos
al encuentro de las noches y estremecerse
para dormir el espanto que les quema
bajo la luna, junto a las azaleas
que en otros tiempos les parecieron sublimes

Exigua esperanza, replegarse a un Sur protervo,
subsahariano. La misma suerte
de todos los crepúsculos desnudos en la plenitud
de algún desierto,
en el límite del mundo que aún perdura
entre la nada y los destinos

Retornar a un tálamo de sombras,
al encuentro de otras tierras que sólo
les ofrecen desarraigo



V

MARGINADOS


La mirada nocturna lame las sombras
mientras la memoria identifica sus límites
enhebrando los rayos que desploma la arcilla

Me sorprende la sonrisa de los marginados
cuando abrazan las alambradas de espino
con una esperanza distante e incolora



VI

INMIGRANTES

Es absurdo hacer preguntas
cuando nadie se considera culpable
sabiendo del clandestino inmigrante
que burla la muerte
fraguado en el cemento gris
de la patera

Mientras callamos
las miradas se desvían del infame
naufragio
y la noche oscurece la memoria
de los cementerios marinos
ignorando al sobreviviente
que se inscribe en un vejatorio desafío
para vencer a la miseria

Engañamos al oído
que desprecia los gritos encadenados
de la desesperación
ahogando los murmullos congelados
en el iceberg racista de la sangre
y transitamos confundidos las horas
del miedo abrazados a la vergüenza
que nos es ajena

Mientras en las catacumbas de la justicia
de muerte se condena a los cadáveres



VII

TIEMPOS DE CRISIS

La noche llega despacio a la hora
en que se sientan a la mesa vacía
los nuevos inquilinos de los suburbios
con la muerte comprada a plazos
en la perversa realidad que ha roto
el sueño de la tierra prometida

Mueve el viento las cortinas
que nunca han existido en esta casa

Fue inútil el viaje a través
de algún desierto o resistir
la embestida de las olas
polizón en los relámpagos de un barco
anclado en un lugar
perdido en la memoria

Desde la acera una farola ilumina
la habitación hiriendo con levedad
las sombras

De madrugada es posible
que alguien les contrate su trabajo
y comprarán en el supermercado
lo imprescindible para engañar
al hambre
o tal vez sería buena idea
dejarse apresar sin resistencia
para poder sobrevivir
a expensas de los contribuyentes





.


4 comentarios:

KUBAN dijo...

"comparte con las putas
la desgarrada melodía de un blues
que estalla en el silencio de un destino encadenado
a la ambigüedad maldita de su sexo"

Genial!! No puede expresarse de mejor forma. Gracias por tus versos.

Giovanni-Collazos dijo...

Buen poema, Fernando.

Te vengo leyendo clandestino y silencioso.

Un abrazo.

Gio.

FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ dijo...

joder amigo gio, eso de clandestino suena muy fuerte, sobre todo para tí que no viniste
en patera.
esta mañana al levantarme estuve viendo en el muro del facebook las fotos de la playa que colgó tu chica
espero que las vacaciones hayan sido relajantes, ya empieza el curso poético y te daré un abrazo
por esos garitos de madrid
tu amigo
nando

Rossana dijo...

Un abrazo dejo
y también un beso
Rossana