miércoles, 12 de agosto de 2009

LA SUMISIÓN, Por Fernando Sabido Sánchez




SUMISIÓN


Aquella mujer pugnó con un necio
toda la vida disponer de universo propio,
vestir su penumbra de resonancias
para él inaceptables o absurdas

Desposeída de la fertilidad, sollozó
el color púrpura en los gritos del cinismo,
supo de la infelicidad áspera y oscura
de la obediencia aceptando su tiranía
y le soportó con la arcana cualidad
de la tolerancia y el silencio

Impenetrable idioma el de la sumisión




.
De mi libro: Vivencias, Ficciones y algún
matiz utópico

5 comentarios:

ABRIL dijo...

Una situación similar he vivido de muy cerca, no en mi persona. Quizás si hubiera sido así, no me habria dolido tanto.
Besos.

melina dijo...

la sumisión es muy difícil para quien la sufre, inclusive en distintas relaciones sociales.
no poder ver más allá de lo que te dice alguien es traumático, sucede mucho en el sistema en el qué vivimos, no sólo en relaciones de pareja sino también sucede con la religión, la política, de padres a hijos o viceversa, etc.

me gustó mucho como lo has escrito.
abrazos!

ROCIO dijo...

Hola tengo un premio para ti GOTA DE ROCIO-GOTA DE AMISTAD en mi blog http://mislaurelespoeticos.blogspot.com/ pasa a por el.

Un abrazo.

Rocío

Hernán Tenorio dijo...

Fernando: un poema muy logrado, el sentimiento de sumisión es uno de los peores males del hombre. Unos pocos ejercen poder y los demás, sumisos, lo aceptan.
Un abrazo!!!

carmensabes dijo...

Excelente poema, que traspasa más allá de la piel.