viernes, 12 de junio de 2009

VACÍOS, Por Fernando Sabido Sánchez







I



Puedo palpar el vacío en la utopía
En el amor que enmudece
En las cenizas de la muerte
En el filo de la navaja
En la misericordia de los dioses

Y lo palpo cada noche
A mi lado
Bajo las sábanas








II



Pretendí volver a amarte más allá
de los excesos, de la vacuidad,
recorriendo los hielos y cenizas
del pasado en tu busca

Y te encontré en un presente
atestado de imposibilidad










.

5 comentarios:

María Sánchez dijo...

El vacío suele llenar completamente.

Excelente poema Fernando y un gusto leerte.


Un abrazo.

María

Leni dijo...

Que dos finales Fernando.
Has descrito la crueldad del vacío.

Hermosos tus versos.
Que calan.
Siempre lo hacen.

Beso

Alicia María Abatilli dijo...

El regreso y segundas veces pueden llevar a más vacío.
Alicia

JR dijo...

Fernando, que decirte, coincido con Alicia no confió en las segundas vez, a veces estar sólo no significa estar bien acompañado y eso produce sensación de vació.

Besos y buen finde.

stella dijo...

Fijate, he tropezado sin esperarlo con tu blog y me he sentido dchosa de volver a leerte, me gustó tu poema
Un abrazo
Stella