lunes, 1 de junio de 2009

SE RECRUDECE LA VIOLENCIA MACHISTA, Por Fernando Sabido Sánchez

EN ESTA SEMANA CINCO MUJERES MÁS HAN MUERTO POR LA VIOLENCIA MACHISTA EN ESPAÑA






I

El día que creíste
tener las cosas claras
enfrentándote a su mirada
te rompió un brazo
para que supieras
a quién pertenecías
y desistieras de pensar
por ti misma

te despreció como ser humano
ridiculizando tu sensibilidad
pero no le dijiste basta

y por enésima vez
le has perdonado


II

No quiero ser una clepsidra milenaria
tan sólo me siento un hombre horrorizado
huyendo del temblor que atenaza a las piedras
cuando lapidan rosas en un jardín de Oriente

sé que con esas mujeres han muerto poemas
palabras de amor despeñadas en la fosa
que ofrece el fanatismo de mortaja

las condenaron a muerte
sólo por amar lejos del matrimonio



III

Me traes tus manos
arrancadas de la tierra
a través de la noche
del viento y del amor
manchadas por un vino
endurecido y áspero
que derrama vino añejo
sobre las abejas

Las tomo entre las mías
y me moja el sudor frío
que intenta devolver la furia
de la sangre
al corazón cien veces malherido
por las amargas impurezas
de la miel




IV

Aléjate de todo menos de la felicidad
escapa con las migraciones de los pájaros
porque el viento nunca te hará daño
y disfruta la cita con las ensoñaciones

cuando la juventud se vaya en secreto
no vuelvas por inercia al punto de partida
a ocultar las quemaduras del desamor y el frío
o escribirás tu biografía sobre el polvo


V

Has tomado la decisión
de no fregarle los platos
y arrojar por el desagüe del fregadero
tu dolor

quizá estás dispuesta
a regresar a Londres
y enterrar tu pasado
junto a todos los déficit
e incluso a vestir
con minifalda a la imprudencia

recuerda que él te eligió
como un atrezzo más
en el decorado de su vida



VI

Mira
éste es tu árbol
si lo deseas te hará libre
mientras sus raíces vivan
extrayendo tus lágrimas
de la tierra

silencio, nube, sol y viento

no olvides mis palabras
sólo si quieres
éste árbol es el de tu libertad

lluvia, amor, luna y sueños



.





.

7 comentarios:

amor y libertad dijo...

que el árbol de la libertad crezca sin límite

(gracias por tu visita en la feria, y un abrazo)

Ico dijo...

Gracias por denunciar esta atrocidad en tu página... saludos

tino dijo...

me uno a la denuncia. un abrazo. Tino

Leni dijo...

"Aléjate de todo menos de la felicidad.."

Realmente los versos se vistieron hoy de grito.
Hay lágrimas rojas...

Hoy murió una chiquita de 19 años a manos de su novio.

Y van 6.

Falla algo.

Gracias.

Beso

Claudieta dijo...

En honor a ti, voy a colgar en mi blog este poema que tenía olvidado en alguna carpeta. Gracias por tu sensibilidad.........parece que todo el mundo se haya acostumbrado y esto ya no sea noticia.........un saludo.

MUJER DE PALABRA
Por un camino de piedras
camina aquella palabra,
es esa palabra absurda
esa palabra barata.

Te ha servido como madre
ha servido como hermana
como hija en tu vida
como amiga de tu alma.

Enfermera de tu angustia
de tu mugre la criada
de tu sexo la ramera
en tu muerte la mortaja.

De pequeño es tu maestra
de mayor la bien pagada
en tu ira la culpable
en tu calma la engañada.

En tu hambre cocinera
de tu ego la alabanza
de tu casa es la biga
que sustenta la morada.

Te regala a tus hijos
te los cría, te los ama
Se somete a tus deseos
y la matas por la espalda.

Por un camino de piedras
caminan sin importancia
cinco letras pequeñitas
y una mujer de palabra.



Me acabas de dar fuerzas para seguir en esto de la poesía, gracias.

Inés dijo...

Fernando me ha gustado tu poema, el final y el mensaje del poema tienen mucha fuerza.

ojalá las raices se agarren fuerte y beban lágrimas de felicidad, y las copas de los arboles busquen luz y brisa cada día.

un beso!

milagros dijo...

Tus palabras son preciosas y bien puestas en su sitio.
Terrible es el problema que vive la mujer que ha perdido todo, empezando por su dignidad.
Horrorosa es la impotencia de no saber que podemos hacer por ellas, la mejor doctrina es, a mi entender, el no permitir nunca faltar a los valores y principios que uno va teniendo a medida que crece.