martes, 16 de junio de 2009

LA DESNUDEZ, Por Fernando Sabido Sánchez






I


Observo tu cuerpo desnudo
disfrazando el fracaso
eres una sombra perdida
en la luz de mis fábulas
regresada de la hora más angustiosa
del exilio

Quiero recobrar la mujer
que enhebraba la vida al aire
a la que nadie reconoce ocultando
el detritus del pasado

Mañana aún no existe
y puede ocurrir cualquier cosa





II




Te desnudaste del vestido de fiesta
suplicando a la lluvia que mojara tu cuerpo
sin hurtar a las nubes el color de ceniza
que pintaba de gris aquel pantano de cieno

Y decidiste borrar de la piel de tu sexo
el detestable tatuaje con mi nombre




III


Al interpretar tu desnudo
no reparo en el candor de la carne
sino en la aristocracia
de una piel que mece ternura

Largos años de temor turbando los afectos
peregrinando oscuridad
El pecado ultraja la virtud con hilos
de lágrimas
y los instintos vedados
hienden en la niebla
a la multitud silenciosa

Cuando el deseo hizo añicos al amor
supe que todo estaba perdido






.

3 comentarios:

Efigênia Coutinho dijo...

FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ

Belos versos, com belo vídeo leio em seu Blog, meus cumprimentos ao poeta, com admiração,
Efigênia Coutinho
Escritora

Leni dijo...

"Mañana aún no existe
y puede ocurrir cualquier cosa"

Y dejas que sigan fluctuando los versos.
Desde una cierta incertidumbre y un final que cala hondo.

Me gusta esa sensación.
Cuando te quedas a solas con el poema

Besos

Eduardo Castro López dijo...

Cuando el deseo hizo añicos al amor
supe que todo estaba perdido...
mas el deseo encendió una pequeña llama,una suave brisa elevó nuestras almas al infinito para fundirse en un punto casi invisible; y allí estamos hoy, en ese punto.
Mañana aún no existe
y puede ocurrir cualquier cosa...

Excelente poema, me alegro de haber pasado por tu blog, eres un gran escritor, saludos...