lunes, 29 de junio de 2009

FACTOTUM, Por Fernando Sabido Sánchez




FACTOTUM


Acodado en la barra
de un garito en el Greenwich Village
Henry Chinaski pide al barman
el enésimo vaso de sexo con hielo
mientras pronuncia
unas frases ininteligibles
dirigiéndose a unos tipos
tan jodidamente ebrios
como él

-Hoy me han despedido
de un sórdido empleo
y sin ningún sentido
en el Times
pero soy el mejor apostador
de carreras de caballos
de América
y el único escritor
que provee a la gente
de las mentiras que necesitan
para seguir existiendo

Sobre el escenario
una striper se contonea
a sabiendas
de que puede enloquecer
a cualquier hombre








.

3 comentarios:

Angus dijo...

Hermosa colisión de palabras.

Inés dijo...

Fernando, tu poema esconde realidades, ...en ese punto en el que todo vale... Tanto la vanidad como el poder de enloquecer a los hombres se apuestan almas.

me ha gustado tu poema
muchos besos

Leni dijo...

La jodida realidad a veces nos aplasta.
Menos mal que la escritura ensordece realidades.
Mágnifico film.
El poema describe a ese protagonista que vive para escribir.
Genial.

Un beso Fernando
Un placer saludarte¡¡¡