martes, 26 de mayo de 2009

LA NIÑEZ PERDIDA, Por Fernando Sabido Sánchez






No es posible prolongar el milagro
o reservar el tiempo que naufraga
de la niñez perdida
que se recuerda a deshora con angustia
en el depósito de cadáveres

Viven de sueños los bohemios primitivos
que se atraen por el enigma irredento
de la carne apelando al derecho
de ser libres
Sólo prevalecen las fronteras
en la urbe invadida de refugios
donde los funcionarios asaltan la intimidad
exigiendo añejos documentos ilegibles

La marginación se expande en bolsas
de desdicha colgadas en los suburbios
de la ciudad maldita
y la fantasía dolorosa es necesidad
pendiente de un deseo

En la infraciudad de los desheredados
se vive la angustia moribunda de los días

10 comentarios:

Leni dijo...

Existe un poder sobre nosotros.
Sobre unos mas que otros.
MIrar dentro de esa oscuridad y de esa miseria es mirar hacía ese poder que se oculta.

Me encanta como no disfrazas pero asomas los versos.
Un poema con fuerza.

Gracias Fernando por permitirme seguir aprendiendo.

Un beso

De cenizas dijo...

Y no hay peor sufrimiento que el de los inocentes, peor ignominia de la humanidad que el hambre y el abandono de los niños.


un abrazo.

Abelardo Manuel Martinez dijo...

Gabriel Celaya escribió un día "La poesía es un arma de futuro", interpretada magistralmente por Paco Ibáñez. Efectivamente, es un arma que jamás podrá callar ante las injusticias en el mundo, sobre todo las que atañen directamente a la infancia. Aun hay muchos muros que derribar y con nuestra poesía al menos seguimos picando esos muros.

DEBAJO DE LA LENGUA dijo...

Lamentablemente es así, somos solo números, estadística y gráficos.
Esclavos sin grillete de una cultura que nos devora.

SILENCIOS dijo...

Continuo mi paseo por tus letras y en cada una de ellas me recreo. Escoges bien cada pieza musical dando énfasis a cada texto. Brillante Fernando.

Con tu permiso seguiré disfrutando ... Un abrazo

Lisandro dijo...

Que puedo decir?... Tus letras asemeja una realidad cruda, y esta bueno como lo describiste... un abrazo!!

tino dijo...

Mi querido Fernando la realidad, la cruda realidad de los barrios marginales es un sin palabras que tu expresas en estos versos. Difícil es poetizar cuando lo adverso es el sufrimiento de los demás...hay mucho dolor en estas líneas pero realmente hay más...es bueno, como un Benedetti acercarse a la realidad más dura. Gracias por compartir tus letras. un abrazo. Tino

Brétema dijo...

"...La marginación se expande en bolsas
de desdicha colgadas en los suburbios
de la ciudad maldita
y la fantasía dolorosa es necesidad
pendiente de un deseo..."

Magistral y rotunda imagen la que aquí plasmas Fernando. Un buen poema que nos hace reflexionar y nos traslada a épocas de inocencia. Un saludo. Grupo Brétema.

Ico dijo...

Hermosdo Fernando... me gusta mucho cuando introduces el tema social en tus poemas y denuncias la realidad injusta ... un saludo

Rocío L'Amar dijo...

así es , Fernando, los años niños son los mejores... besos, Rocío