viernes, 3 de abril de 2009

SOLEDAD, Por Fernando Sabido Sánchez







SOLEDAD


Aquí
dentro
dilatará
mi tristeza
en los nódulos
de tu abandono,
si hoy me preguntara
por qué te has ocultado
bajo el eclipse de la muerte
o en el inútil idioma de las sombras
Palabras que incinerarán la nostalgia
para que el corazón no me aparte
con el aire engreído del ensueño,
y en mi universo imperfecto
gravita un ansia de volver
a ti, quietud de agua
Si pudiera tocarte
con la mirada,
desterrarías
mi soledad
Renacería
mi alma
enferma
y gris








10 comentarios:

Efigênia Coutinho dijo...

Aquí
dentro
dilatará
mi tristeza
en los nódulos
de tu abandono,

FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ

Belos versos uma alma sentida,
meus cumprimentos, desejando
uma FELIZ PÁSCOA 2009

Efigênia Coutinho

Vulture dijo...

Precioso caligrama...muy bien conseguido el ritmo y la intensidad, tanto visual como poética..."Si pudiera tocarte
con la mirada,
desterrarías
mi soledad"....una sinestesia preciosa, tocar con la mirada...te sigo el blog...un saludo

genetticca dijo...

Es una deliciosa pena consumiéndose...

Saludos

santiago dijo...

una hermosa lectura felicidades
Un placer entrar en tu blog

Gwynette dijo...

És triste, si.
Quizás tu alma está enferma..pero no es, en absoluto, gris. :)
Besos, poeta

María Sánchez dijo...

Renacer, necesario renacer para volver a la vida.

Un gusto estar y leer POESÍA.

Un abrazo Poeta.

María

Ana Muela Sopeña dijo...

Fantástico poema, Fernando.

Tienes una sorpresa en mi laberinto.

Un besito
Ana

Laura Gómez Recas dijo...

Estupendo caligrama, Fernando. Siempre es un placer leer visualizando. Es como pretender adivinar algo más allá del verso. Pero en este caso, los versos tienen fuerza por sí mismos, tanta que se me olvidó su forma.

Un abrazo y mi admiración,
Laura

Tuti dijo...

Además de la soledad que muerde las sábanas apostilladas de la muerte hoy me encuentro con el esquema que a mi juicio representa lo que nace, crece y decrece en las diferentes etapas de la vida...el amor cuando nos deja las manos vacías y un eco resonando en el corazón...grandiosa tu forma de enseñarnoslo.

Fuerte mi abrazo con admiración para vos Fernando.

Anna Francisca Rodas I.

Emilio dijo...

Muy interesante este poema, tanto en contenido como en la forma.

Un saludo