martes, 28 de abril de 2009

ROZAS AL DESEO CON DESCUIDO, Por Fernando Sabido Sánchez








ROZAS AL DESEO CON DESCUIDO




Estás ausente y tu boca
niega la risa al amor recién nacido
y a las palabras de fuego
que no alcanzan a llamar a mi puerta
para quedarse



Rozas al deseo con descuido
como si esperaras que la lluvia
lave la claridad de tu cuerpo
e invisible puedas esconderte
en un puñado de tierra



Luego te abrazarás a la nieve
para que escape sin humillarte
el calor de nuestras noches
pero esta vez te gritará la soledad
y creo que tú lo sabes




















.

7 comentarios:

Mar Solana dijo...

Fernando, el poema es magnífico, y si lo vuelves a leer con Enya, es sublime!

Un abrazo

PAOLA dijo...

Fernando, ese descuido sutil es casi un atropello a la inocencia, me emocionaste de talento, mi nuevo amigo.
Me conmoví con Enya, y me halaga que sigas mi blog.
un beso

Lely Vehuel dijo...

Hola,aqui ando paseando,visitando amigas y amigos como siempre,muy buena la entrada y muy bueno el poema,te invito a peregrinar un poco por mi blog y te mando un fuerte abrazo,yo seguire pasando siempre por aqui,besos.

cielo claro dijo...

Está divinamente hermoso ese metafórico Rozas bordando la soledad.
Un delicia de lectura, agradecida por la belleza que nos deja leer cuando entramos tu blog, te dejo mis respetos y mi admiración a tan magnífica musa.

Lamento te hayas borrado como seguidor del mio.

Mónica López Bordón dijo...

El deseo, esa llave tan sutil y única en el devenir del amor..

rozar al deseo con descuido, bellísimo verso, vital.

un poema de amor, apasionado y que transcurre serenamente para sentir cada verso...

Precioso

Besos

Poétic@ dijo...

Ha sido un verdadero placer leerte, he disfrutado mucho con estos versos. Saludos.

CANTACLARO dijo...

.

Delicioso poema. Me ha gustado tu blog.

Saludos,

Ana Lucía

.