viernes, 30 de enero de 2009

SOLEDAD, Por Fernando Sabido Sánchez









SOLEDAD


En las mujeres que han vivido intensamente
tampoco están las respuestas, las he encontrado
ocultándose en un espanto dramático
observando los últimos ángulos
con imperceptibles fragmentos de luz


Los ojos del tiempo me muestran su desnudez
y si pregunto sobre el amor, enseñan
las heridas del sexo, los perfiles del desengaño
y los verdugos


Ahora miran a ninguna parte, confundidas,
abrazadas a una fe inútil y a la soledad











10 comentarios:

cristal dijo...

Acabo de leer tu poema, Fernando, y no puedo negar que he sentido esa soledad que describes, la de tantas mujeres que han sufrido el desamor, el desengaño, la utilización miserable y hasta el maltrato. Tu poema me parece importante por lo que supone de denuncia desde una optica masculina, que es necesaria, y me ha conmovido. Un abrazo

genetticca dijo...

Cada quien entiende lo que quiere...
Nada que ver.

Vivir intensamente significa ha veces olvidarse de "vivir"
La otra intensidad no es perecedera.
Es por eso que al acto del desamor le sigue la soledad.
Siempre hay esperanza si se empiaza por amarse uno mismo.
Buena.

un saludo

Hilda dijo...

Concuerdo con Cristal, describes muy bien esa soledad.

Un abrazo
Hilda

Eterna aprendiz dijo...

Desgarrador como el quejío...

Saludos

Cani dijo...

La soledad en la mujer es tan ancestral como su educacion, dar y no pedir, ser una sombra al lado de otros, hoy eso ha cambiado pero..tal vez, estamos cayendo en otra forma de soledad, y siempre la de los deseos insatisfechos.
Un saludo

Giovanni-Collazos dijo...

Te sigo y leo, silenciosamente.

Un saludo.

Gio.

Luisa Arellano dijo...

Vivir intensamente desde el lado de los excesos abocará a desengaños, desencuentros, vacío y soledad, aún rodeados de gente, poder o riquezas, casi con total seguridad (me temo que tanto en hombres como en mujeres) Sin embargo, se puede vivir intensamente desde la entrega, la comprensión, el amor, la justicia y terminar los días sola o solo, pero nunca en soledad.

Tus poemas no dejan indiferente. Remueven y eso me gusta.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

La soledad que no se intenta llenar con otra soledad puede ser enriquecedora y hermosa. Es la soledad de los valientes y arriesgados, de los que esperan sin desesperar,de los que dan sin esperar recibir y, mientras, viven el gozo de vivir el dia a dia con agradecimiento.
Un saludo desde las brumas del norte.
Maruxia.

De cenizas dijo...

¿Será que no hay respuestas? ¿Será que la fe está para los que no aceptan que no hay respuestas?


un abrazo

Nataly dijo...

Hermoso blog, y hermoso poema el que acabo de leer, eres un genial escritor... felicitaciones!

Feliz domingo.