jueves, 30 de octubre de 2008

MUERTE EN VENECIA, Por Fernando Sabido Sánchez





Me hechiza el cine de Luchino Visconti
La inmemorial muerte y resurrección de Venecia
Y los palacios en ruina que amenazan
Con ser devorados por el Gran Canal

Un muchacho de largos cabellos dorados
Agita la bandera del Arco Iris al atardecer
Y le inspira a Gustav Mahler
La Sinfonía Número Cinco







© Fernando Sabido Sánchez