jueves, 3 de abril de 2008

INÚTIL PERDÓN, Por Fernando Sabido Sánchez







El día que creíste
tener las cosas claras
enfrentándote a su mirada

te rompió un brazo
para que supieras

a quién pertenecías
y desistieras de pensar

por ti misma

te despreció como ser humano
ridiculizando tu sensibilidad
pero no le dijiste basta

y por enésima vez
le has perdonado



© Fernando Sabido Sánchez