domingo, 1 de septiembre de 2013

A mí que me registren




A mí que me registren

Obama abandona unos minutos las alcantarillas
de la Casa Blanca para decir al mundo que él es el Sheriff bueno
y Chuck Norris y John Wayne y Wyatt Berry Stapp Earp
todos en un mismo pack de Coca-Cola light
Y nos cuenta que se echó al monte otro sucio forajido llamado
Al Assad, deseando borrar del mapa por terroristas a la mitad 
de los ciudadanos sirios, que además utiliza terribles armas químicas
surgidas de la nada, a mí que me registren

Y Sheriff Obama reniega del malísimo Al Assad
como Bush renegó del diabólico Bin Laden, sin reconocer
que ambos son hijos bastardos de su Cía y su Pentágono
y prepara drones de destrucción masiva que también matarán a mujeres
y niños, eso sí, con selectivos efectos colaterales, hasta que Al Assad
negocie y entonces Obama perdonará sus pecados
y le aconsejará la convocatoria de elecciones generales democráticas 
amañadas y le nominará para premio Nobel de la Paz y Al Assad se sumará 
a la lista de premiados más incoherente de la Historia

Al baile de máscaras de la celebración asistirán provistos 
de sus mejores galas y entorchados, Putin, Xi Jinping, Ban Ki-moon
y la ONU colgada del brazo de Benjamín Netanyahu




Fernando Sabido Sánchez