lunes, 21 de septiembre de 2009

PRESAGIOS, Por Fernando Sabido Sánchez








¿Dónde vivimos, mujer?
Acaso somos bruma de un mundo
en sombras, pero no preguntes, mira,
doblan las rodillas y carecen de rostros,
la muerte hace sonar sus bocinas
y no escuchan, apenas algunos poetas
osan amar aferrándose con escepticismo
a la última posibilidad


Todo es mentira mujer, ya estoy
de vuelta y nunca percibí la libertad,
las Patrias tienen dueños y mercenarios
a sueldo que vigilan cualquier atisbo
de sensualidad, no hay nadie que conserve
el corazón intacto, posea inmunidad
a las pasiones envenenadas
o mantenga ilesa el alma,
sólo un pequeño gesto, una caricia, un beso,
una palabra, podría conjurar tan crueles
presagios





De mi libro:Vivencias, Ficciones y algún
matiz utópico








.

6 comentarios:

Ursula dijo...

Fernando...

letras fuertes... convencidas... tajantes... y sin embargo...
"apenas algunos poetas.."
queda una ilusión...

precioso!!!

gracias!

Beso!

María BlancaNieves dijo...

La vida es así querido Fernando, sin embargo sabemos perfectamente el verdadero significado de la libertad, ésta, no es ficticia como tampoco la ternura que has despertado en mi ser. Hablas con fuerza y determinación, pero sobre todo, con experiencia.

Aún es posible una caricia que derrame ternura y profundo amor.

Gracias por ser como eres.

Un beso fuerte.

Maribel-bel dijo...

Los besos y la ternura llegan a recomponer tanto el alma como el cuerpo. Caminemos sobre el agua, con los puños cerrados para seguir abiscando caminos de plata. Bicos

7 dijo...

Presagios,
sincronismos
antes
de un tiempo
inexistente.
En el
reloj
el mundo,
encerrado
en la esfera
de Vitruvio
y las manecillas
inquietantes
en el ombligo

"La cuadratura del circulo"

Llegue aquí BUscando a Esperanza....Ortega.....y me ha gustado tu blog....queda un poema espontaneo

abraxos

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Poema de conversaciones sabias (aunque sea monólogo y no conversación). Me gusta.
Un abrazo

Margarita Parada dijo...

Muy humanos tus poemas. Me agradan mucho. La música preciosa, letras de Lorca.