lunes, 14 de septiembre de 2009

ME AMARÁ SIN PREJUICIOS LA MUERTE, Por Fernando Sabido Sánchez












I

ME AMARÁ SIN PREJUICIOS LA MUERTE


Amé en secreto muchas veces implorando
pasiones inéditas, rompí escarchas lleno
de esperanza y encontré corazones convexos
Me negaron mujeres de sexualidad imprecisa
y abracé cuerpos desnudos con deseos ajenos,
hasta el siempre prosaico reducto de la infidelidad
alcanzó a rechazarme

Amé labios que me ocultaron la sonrisa,
a mujeres de sexo solidario inmersas en la causa
con una fe ciega y el alma empapada
Amé vírgenes aferradas al dogma de hogueras
pretéritas, a prostitutas y en verdad,
a mi mismo

Podría contar la realidad con palabras
más dulces, si no supiera que algún día
me amará sin prejuicios la muerte



II


ALMAS


No entiendo de apariencias
estériles ni de posturas neutras
sí de almas laceradas
y corazones indefensos

A veces el destino nos libra
de la apostasía
ocultándonos en un bosque
de inanimadas agruras



III

AUTORRETRATO


Desnudo en los caminos
duermo sobre el polvo
y respiro el olor de la muerte
enredándome en la pegajosa geometría
de las telarañas

Espero al relámpago
para beber el semen de los árboles
y escapo del tiempo
hacia ninguna parte
buscando en mi brújula a la luna

No encuentro ciudades
bajo las aguas de un arroyo que no dura
ni el color de las flores
sólo vocablos compasivos
empapados en vinagre





.

6 comentarios:

TRINIDAD CANEL dijo...

Que fantastico Fernando, poeta y pintor, me apasionan los impresionistas, estoy releyendo "Confieso que he vivido" de Neruda, no te lo pierdas!

Gracias por comunicarte, un saludo

Trinidad Canel.

MiLaGroS dijo...

Escribes muy bien. un abrazo.

Lisandro dijo...

ademas de escribir muy bien, nos transmitis las diferentes sensaciones que están plasmadas en tus trextos... un abrazo.

violeta zat dijo...

saludos, Fernando, te sigo leyendo como ves. incluí un enlace a este blog desde el mío, un beso: Violeta.

RMC dijo...

Amé labios que me ocultaron sonrisas... bonito verso, un placer leerte.

Un saludo
RMC

LUMPENPO dijo...

Ese, de la muerte, respira vida por todos los huesos.
Saludos poeta.