sábado, 19 de septiembre de 2009

¿CONTINUARÁS MIRANDO ATRÁS EN SILENCIO?, Por Fernando Sabido Sánchez




I

Has arrastrado inútilmente
tu vida por la miel
sin poder apreciar
toda la gama de sabores
mintiendo al amor
y aspirando polvo
¿dónde está encarcelado tu misterio?

Amor siempre inseguro
que desprecia las llamas
abriendo las puertas
al verbo frío de las cicatrices
más allá del orgullo que huye
llevándose al pasado
y tendrás que volver
para saber de dónde has venido



II


Imagino tu voz
en el silencio de mis noches
el vacío de tu cuerpo
en el lecho de mi rabia
a mis manos dibujándote
caricias en el aire
y a mis besos que encuentran
tus labios ausentes

Deseo estés buscando la libertad
el lejano lugar en que serás tú misma
a salvo de las obsesiones
que te han dejado al borde
de la depresión



III

Para amarnos no nos importó
lastimar a otros o soportar
el ladrido obstinado de los perros
abandonando sobre la hierba
los remordimientos

Y acabamos devorándonos mutuamente
cuando apenas habíamos agotado
nuestra primera estación



IV

Era el último secreto y lo olvidé
en una habitación de la casa vacìa
el día que hicimos la mudanza
te mentiría si afirmara
que lo he llevado conmigo
todas las veces que no te has atrevido
a preguntarme

Ahora que tratas
de separar nuestras vidas
debes saber que te he sido infiel
con la memoria




V

Éste es un buen lugar para quedarse
para mirar al amor desde el amor
haciendo confesiones en silencio
y tener muy claro el objetivo
de no apagar el sol a medianoche

Atrás quedó una larga incertidumbre
pensar desde la piel de nuestros cuerpos
sin derramar una pequeña gota de agonía
hacer con los pedazos un presagio
conociendo la corta duración de los deseos



VI


Amor y muerte
palabras que siempre
terminan por fundirse

Decidimos
alejarlas de nosotros
tacharlas del diccionario
sin que nos importaran

No sé cuál de los dos
escapó con otro amante
sin dar el pésame

Fatalmente se abrazan
dos palabras

Amor y muerte



VII


Sin pretenderlo,
el azar oscurece la piel
de los crepúsculos
con una tonalidad de cicatrices
y se dispersa el tiempo
de dos seres que se aman
en otra claridad de cuerpos
desunidos

La vida pasa
y pasa en nuevos pálpitos
el mar hostiga la roca incandescente
en un laberinto de espuma
y de blancura,
sofocando el brusco silencio
de la ausencia

En pos de las palabras hoy baldías,
más allá de nosotros
o de extraños sentimientos
no sirven los deseos como réplica
y se diluye el pudo ser,
hoy quebrantado

Los días nos hieren por no borrar
los sueños
que aúllan entre los intersticios
de la pérdida y nos engañamos
con la obstinación arrogante
del suicida






2 comentarios:

Rossana dijo...

No lo puedo creer que sea yo la primera en asomarme a esta entrega.

Debe de ser mi día de suerte.

GRACIAS POESIA!!!

VIVA LA POESIA!!!

Un abrazo POETA

Lisandro dijo...

La verdad los siencios y los secretos son (opinion personal) jugadores profesionales de los sentimientos escondidos y o sucesos cometidos.... un abrazo!