sábado, 29 de agosto de 2009

LATIDOS, Por Fernando Sabido Sánchez




DUPLICARÁS TUS PALABRAS

Regresarás con ese hábito que sólo a ti
te pertenece, llama de un fuego que arde
por pura curiosidad

Duplicarás tus palabras y mi corazón
los latidos hasta la muerte, donde seremos
viento para reconocernos



II

SINCERIDAD

Mi amante es una mujer poco explícita
aunque jamás me ha mentido
El día que intimamos prometió que sería
absolutamente infiel el resto de su vida

Pero siempre excita mi ego con un delicioso
café jamaicano en las infrecuentes ocasiones
que amanece en mi cama



III

ABSTINENCIA

No busca la felicidad, pero le inyectan
morfina si baja los escalones de la abstinencia
sin avisarles

A él sòlo le estremece la ternura
cuando se abraza al lastre de un amor
que le tiene enganchado en el borde del frío



IV

INMORTALIDAD

En las vitrinas se amontonan
los reconocimientos y las condecoraciones,
en el lecho de fugaces amantes no existen
huellas de inmortalidad

Al anciano artista le espera el último
momento de gloria, el día que su biografía
irrumpa en los obituarios



V

ENSOÑACIÓN

Pasó a mi lado una ensoñación casi rozándome
e ignoré el hallazgo, porque siempre he detestado
el aliento tan femenino del placer

Elijo la realidad, aunque sea como la hermana
mayor que nos hizo llorar en todos los momentos
mágicos de nuestra infancia







.

2 comentarios:

LUMPENPO dijo...

Fernando, se duplican tus palabras porque saltan a mi memoria vientos de donde salí en remolino.

Saludos y dicha por los años que aún te faltan para escribir la vida.

Elsa Tenca Mariani dijo...

Duplicarás mis Palabras.

SALUDOS:
Elsa.