miércoles, 3 de diciembre de 2008

LA TIERRA, Por Fernando Sabido Sánchez






LA TIERRA




En nuestro planeta empieza a escasear
la hierba y los animales enloquecidos se alejan
de los prados
Las calles se transforman
en inmensos zoológicos sin ventanas ni puertas,
oscuras habitaciones repletas de excrementos
en las que prohíben a los rebaños las trovas
asilvestradas



Iceberg antediluvianos se deshacen entre el vértigo
de los océanos, anegando la tierra
y colmándola de peces equipados con cuadernos
de bitácora



© Fernando Sabido Sánchez