jueves, 27 de marzo de 2008

A MARÍA, Por Fernando Sabido Sánchez







Antes de conocerte
tú ya eras
sentimiento y mística
forjada en el conocimiento hinduísta

sinfonía de cisne avanzando
por el lago de un sueño

al conocerte
me abriste a las emociones
tu más escondida e íntima puerta
privilegio de acceso a tu alma
que en mi torpeza
no encuentro